Ecoanuncio: un emprendimiento que crece y se propone traspasar la frontera platense

DSC03898
Ezequiel Vergagni, emprendedor

Por Sabrina Sistro y Daniela Llordella

Con la moción de desafiar las formas de comunicación y publicidad tradicionales, a comienzos del año 2015, Ezequiel Vergagni decidió abandonar un trabajo en relación de dependencia para dedicarse de lleno a  su emprendimiento; un proyecto que había iniciado en el 2014 de la mano de Manuel Cruz, un compañero al que conoció durante su carrera en la Facultad de Ciencias Económicas. Fue así que, importando la idea desde España, Ecoanuncio se instalaba en el mercado platense como una empresa que brindaba innovación en el soporte publicitario, y que lograba conectar bajo costo, responsabilidad social empresaria y efectividad en el impacto al consumidor.

Durante el proceso de desarrollo, Manuel, que tenía una fuerte inclinación hacia lo académico, decidió viajar al extranjero para realizar una maestría. Este hecho no amedrentó la pasión que Ezequiel tenía para con su proyecto. Muy por el contrario, en 2015 realizó un seminario de emprendedores y, al año siguiente, ingresó a trabajar en la Usina de Ideas; lo que le posibilitó desarrollar tareas como mentor y docente en la Universidad de Guillermo Brown, dictando una Diplomatura de Emprendedurismo de Saneamiento Ambiental. “Empecé a investigar sobre el tema y a meterme en todo lo que son emprendimientos de triple impacto, es decir, que tenga efecto a nivel social, económico y ambiental: que sea sostenible en el tiempo, beneficioso para el ambiente, y que favorezca a la reducción de la huella de dióxido de carbono”, cuenta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuando aún no se tenía una conciencia responsable acerca del uso de bolsas, Ecoanuncio ya empezaba a reemplazar tanto las de nylon como la folletería. “Una empresa, hace entre 10.000 y 40.000 folletos; y el 70% de ellos termina en el suelo. Entonces no solo pierde dinero sino que, además, contamina el ambiente y no llega a su objetivo”, explica Ezequiel. Sin embargo, hoy habiendo pasado tan solo 4 años de ese inicio, el joven emprendedor asegura que el reciclaje es un tema que está empezando a incorporarse en las escuelas y que los más chicos tienen una mayor consciencia. “Se les habla de ecología desde el jardín, entonces en los niños hay educación al respecto. En cambio, a los grandes les falta. Tiene que haber una política de estado fuerte en torno a lo ambiental. Estamos a mil años todavía, pero es cuestión de arrancar”, sentencia.

IMG_9675eEn la actualidad, Ecoanuncio tiene una repartición de 40.000 ejemplares por trimestre. En esta línea, el joven emprendedor expresa: “Nosotros no vendemos la bolsa, sino que vendemos el espacio publicitario en la bolsa que luego se repartirá en diversas panaderías. Es decir, vendemos un posicionamiento de la marca, una exposición frente a un potencial consumidor. Puede ser que, de entrada, la persona no lo perciba, pero el subconsciente sí”. Y añade que, a diferencia de otros medios publicitarios, Ecoanuncio brinda exclusividad en el rubro; si así lo desea una empresa, puede ser la única auspiciante en una bolsa.

Lo cierto es que, Ecoanuncio fue creciendo a fuerza de trabajo y dedicación; porque como expresa Ezequiel, es una pasión: “El emprendimiento de uno es como un hijo. Lo ves nacer, le tenés que enseñar a caminar, tratar de que no se caiga, alimentarlo día a día y hacerlo más fuerte”. 

Y es que, en el camino, hubo desafíos y desaciertos. Desafíos como conseguir esos primeros auspiciantes, con una tarea compleja: explicar de qué se trataba el proyecto, sin contar con material físico para mostrarlo. Y desaciertos como cuando salió la primera bolsa en agosto de 2014, que contaba con ocho auspiciantes y, si bien eran alrededor de 60.000 ejemplares, cubría un espectro demasiado grande: desde Villa Elisa hasta la Avenida 72. “Me acuerdo que en esa primera bolsa cubrimos un tercio del costo. Fuimos a pérdida total, pero le encontramos la vuelta y lo empezamos a hacer por barrios para abarcar mejor la demanda”, señala.

En lo que refiere al momento ideal para abandonar la seguridad que brinda un trabajo en relación de dependencia, para dedicarse de lleno a un proyecto personal, Ezequiel contó su experiencia explicando que vale la pena arriesgarse, pero que hay que hacerlo con cuidado y dependiendo mucho del estadio en el que se encuentre el proyecto; si genera ingresos suficientes a nuestras necesidades. Y adentró: “Hay que estar muy seguro porque puede fallar. De hecho, en nuestro país, 9 de cada 10 emprendimientos fallan”. Entre los motivos del fracaso señaló tres ejes fundamentales: no elegir socios complementarios, no conocer en detalle el mercado en el que pretende adentrarse y que el trabajo no sea sostenible en términos económicos.

unnamed

Hoy, Ezequiel trabaja en un coworking en el casco urbano y tiene las bolsas separadas por zonas: La Plata, City Bell y Los Hornos; a lo que espera incorporar próximamente Berisso y Ensenada. Su clientela es sumamente variada: fiambrerías, queserías, cervecerías, veterinarias y concesionarias, son solo algunos de los rubros que publicita. Además, sumó la fabricación de bolsas de friselina exclusivamente para entidades e instituciones.

Claro está que, para él ser emprendedor significa estar en constante movimiento. Y en la empresa de tratar con clientes, es necesario contar con una formación permanente. Por eso, en la actualidad, sigue capacitándose con el objetivo de mejorar los costos, las alianzas y estrategias y, sobre todo, para expandirse; ya que también prevé abrir una franquicia para llevarlo a otras ciudades de las cuáles ha recibido la demanda del producto.

Como si esto fuera poco, Ecoanuncio también tiene su costado social y trabaja por la inclusión. El año pasado, comenzó a funcionar a modo de nexo entre comedores y panificadoras para que, aquellos comercios que reciben la bolsa, que se da de manera gratuita, donen alimentos a alguno de estos espacios. En la actualidad son cinco los comedores que reciben el beneficio, pero esperan alcanzar los 20.

“Hacer teatro es un acto de lucha personal y también social”

Por Daniela Llordella y Sabrina Sistro

‘Brasita Perro Chagualo’  cuenta la historia de dos trabajadores clandestinos, el Bajo y el Alto, que vinieron desde Braliguay, un país de algún rincón de Latinoamérica, en busca de un mejor futuro y quedaron presos por dos problemáticas: la trata de personas y el trabajo esclavo.

Esta es una obra que surgió como creación colectiva del grupo La Joda y con la que, desde el 2015, han recorrido diversos escenarios. La gran dedicación y labor en equipo les valió una distinción por parte del Concurso de la Comedia Municipal y es en el marco de esta premiación que darán sus últimas dos funciones con entrada libre y gratuita: la primera será en nuestra ciudad, el día 6 de octubre, mientras que la segunda tendrá sede en la localidad de Villa Elisa, el 2 de diciembre.

Desde AgendArte conversamos con uno de sus actores protagonistas, Flavio Bosco, y con su dramaturo, Emanuel Burgueño, quienes nos transportaron un ratito al mundo del teatro independiente y al de Brasita, una intensa creación teatral que se sigue pensando y reinventando con el devenir de cada nueva función.

IMG_3934
Ph: Dan Ayala

¿Cuánto hace que existe La Joda Teatro? ¿Y cuánto que ustedes integran el grupo?

Flavio: La Joda Teatro nace al año de la desaparición de Julio López, cuando se hizo una intervención en la marcha de aniversario. Es un grupo bastante amplio, conformado por gente que ha estudiado otras carreras también o  que estudió pura y exclusivamente teatro.

Yo me sumé al grupo en el año 2010.

Emanuel: Yo también, más o menos, desde esa fecha.

F: Sí, y además, pertenecemos al Centro Cultural En Eso Estamos. De esa agrupación, que tiene siete años de vida, somos los fundadores.

¿Cómo surge la idea de hacer esta obra?

F: En un principio teníamos la idea de hacer como una pensión en donde estuvieran unos trabajadores clandestinos, pero esa idea nunca prosperó. Entonces con el otro actor, que es Damián Le Moal empezamos a charlar y él me dijo ‘¿Por qué no hacemos obra a esta situación que iba a ser como parte de una obra?’ Y ahí, charlando con Emanuel también, empezamos a pensar la idea.

En un principio empezamos a trabajar con el director que teníamos en ese taller, pero no se dio la continuación y finalmente Emilia Benitez se sumó al proyecto como directora.

¿Cuándo estrenaron esta obra y cuántas funciones llevan?

F: Estrenamos en septiembre de 2015. Tenemos más de treinta funciones hechas. El año pasado hicimos temporada en Buenos Aires y este año participamos del Festival Regional de Teatro Independiente.

¿Cómo fue esa experiencia?

E: Estuvo buena. Nosotros pasamos la instancia de La Plata. Y es lindo ver otras obras, compartir el trabajo, conocer gente…

Este año también nos anotamos en el concurso de la Comedia Municipal y ganamos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Y cómo lo vivieron?

F: Para nosotros era una experiencia rara, y también era raro el formato porque teníamos una hora para llegar, armar, y hacer la función. No tenés ni tiempo de acomodarte casi. Por una cuestión operativa, los jurados ven 30 minutos de todas las obras que se presentan. Así que mostrás parte de la obra de corrido o salteada.

E: Claro. Luego se hace una preselección en la que quedan alrededor de 12.

F: Ganamos y tuvimos varias menciones: Mejor Dramaturgia, Mejor Música, Mejor Actor y Mejor Dirección… Sentimos que se consolidó bastante la obra, así que estamos muy contentos. Todas las funciones que estamos haciendo ahora, son en el marco de ese laburo.

¿De qué va la obraBrasita Perro Chagualo?

E: Son dos inmigrantes que están trabajando en un taller clandestino haciendo zapatos. Se vinieron de un país inventado, que es Braliguay, una síntesis de Latinoamérica. En cuanto a los modismos que utilizan o ciertas características, buscamos no anclar la problemática en un país, sino buscar que sea lago más universal; en este caso, latinoamericano.

Estos dos personajes, uno bajo y otro alto, vienen a Argentina y están encerrados en un sótano, trabajando para alguien a quien nunca ven. El personaje bajo es el que está comandando la idea de progresar a través del trabajo. El alto es un personaje más romántico, que extraña a su familia y que quiere volver. Se ve ese mundo en el que viven, cómo pasan el tiempo… en realidad nunca están trabajando, siempre están haciendo otra cosa. Y va avanzando el tiempo y siguen ahí encerrados.

¿A qué hace referencia el nombre de la obra?

E: Chagualo es zapato viejo. Brasita es porque ellos son de Braliguay y es una manera más peyorativa de decirles. Se utilizaa modo de insulto.

Entonces, el Brasita sería el personaje, el perro es minimización y el chagualo lo convierte en un objeto. Es un pasaje de humano degradado/animal/objeto.

¿Cómo surge la idea de trabajar con cuestiones como la explotación laboral y la trata?

F: Fue la idea de Damián, para hablar sobre la explotación textil, agraria. Es algo que está muy latente, no sólo en Latinoamérica, sino en el mundo.

Investigamos mucho sobre la temática. Fuimos a “La Alameda”, una Fundación que trabaja con gente que ha sido explotada en Buenos Aires. Ahí hablamos con gente que había trabajado en un taller.

Fue una experiencia muy linda y de aprendizaje. Nos decían que, más o menos, el 70% de la ropa que se confecciona en Buenos Aires proviene de talleres clandestinos. Es decir que la mayoría de la ropa que nos ponemos, está hecha en ese contexto.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuánto debe servir al actor acercarse a una situación real para después interpretar al personaje…

Sí. El teatro y el arte trabajan mucho con la sensibilidad, así que también está bueno que uno pueda generar su propia sensibilidad para trasmitirla. Por eso es importante la investigación o tener contacto con esa realidad que contás.

Participaron del proyecto “Escenarios y geometrías”, en la Unidad N°45 de Romero, ¿de qué se trata el proyecto y cómo se dio?

F: Es un proyecto del centro cultural Puente Arte y Cultura que tiene la idea de llevar el teatro a lugares donde no se tiene acceso.

A nosotros nos convocaron y fuimos a la Unidad Penal N°45. Fue una experiencia muy movilizadora. Yo nunca había entrado a una. Y está la cuestión de que el arte transforma y puede generar sensibilidad. Ahí nos encontramos con pibes de 20 años que nunca habían visto teatro. Y poder abrir el campo de lo artístico es una forma de transformar y está buenísimo.

E: Y también de transformarnos a nosotros, porque fue muy rico el intercambio. Íbamos con miedo a la recepción que podíamos tener. Por ahí se aburrían, o no les gustaba el código. Sin embargo, estuvieron expectantes. Incluso después hubo un intercambio con ellos, charlamos.

¿Van a repetir la experiencia?

F: Sí. También fuimos a una escuela en Olmos y nos queda un espacio más. La propuesta es que sean tres.

¿Qué es hacer teatro para ustedes?

F: Hacer teatro es mi vida. Empezó siendo un hobby, una cuestión más de investigación artística, y terminó siendo un lugar de transformación personal. Entendí que, a través del arte, se puede comprender de otra manera el mundo y reflexionar sobre él. Es querer buscarle otras aristas a la realidad, poetizarla.

Hacer teatro es un acto de lucha personal y también social. Y me parece súper movilizador. Hoy en día es mi profesión y a donde apunto a seguir creciendo.

E: El teatro es un aprendizaje y una posibilidad de acercarme a una forma de hacer arte y comunicarme de manera colectiva. En mi caso, escribo la obra a medida que voy viendo los ensayos, y nunca está terminada. La escritura es un hacer constante.

Y también el teatro implica una forma de acercamiento con el público. Es algo que se va construyendo en el hacer. En un mundo donde todo es más individual, más virtual, el teatro tiene eso de lo ritualístico y de lo vivo.

¿Cómo es hacer teatro independiente?

F: La escena local es muy amplia, hay mucha oferta y muchos grupos consolidados de muchos años, pero también grupos nuevos. Es más un aprendizaje artístico que una cuestión económica. Es muy difícil mantenerse haciendo teatro, actuando. Es un remar permanente, buscando subsidios. En este momento, la Comedia Municipal es quien nos paga las funciones por haber ganado el concurso. Y si bien es un canon bastante bajo, nos sirve para seguir potenciando el grupo. Además, hacemos otras actividades dentro del teatro para poder solventarnos, como dar clases. Y hacemos funciones lo más que podamos. La idea es hacer rodar la obra para que crezca, para seguir ensanchándola.

A la vez, es muy interesante toda la movida que hay. La diversidad de los lenguajes, la cantidad de gente que viene a estudiar. Yo lo veo como un semillero muy importante. En una entrevista, Carlos Gene, decía que en ningún lugar del mundo existe el teatro que ves en la Argentina. Y sí, la cantidad de oferta de teatro acá es muy fuerte.

Facebook La Joda Teatro

Facebook “Brasita Perro Chagualo”

Trailes “Brasita Perro Chagualo”

Videoclip “Brasita Perro Chagualo”

IDEAR: una nueva edición de la expo platense

Por Daniela Llordella y Sabrina Sistro

100_0930.JPG
María Belén Paoli, una de las creadoras de IDEAR

En el año 2015, cuatro mujeres se reunieron para crear una exposición inédita en la ciudad de las diagonales. Fusionando los conceptos de interiorismo, decoración y arquitectura nace IDEAR, con el fin de regalar a sus visitantes nuevas tendencias e inspirarlos con ideas para el hogar.

Cada año, IDEAR renueva locación y se propone ofrecer una tarde distinta a quien quiera disfrutar del trabajo de expositores y ambientadores pero también, de talleres, sorteos, arte y delicias gourmet.

Declarado de Interés Cultural por la Municipalidad de La Plata, este evento ya es una marca registrada en la ciudad, contribuyendo además con un aporte a la cultura, como un espacio de descubrimiento para los artistas.

Esta vez, el increíble predio de la Casa Nuestra Señora de Luján, en el corazón de Villa Elisa, tendrá el honor de ser la sede los días 19, 20 y 21 de agosto.

AgendArte tuvo el placer de conversar con María Belén Paoli, una de estas cuatro mujeres apasionadas y creativas que, con mucho compromiso, llevan adelante un proyecto que, sin dudas, apuesta a lo grande.

¿Qué es IDEAR?

IDEAR es una exposición donde se muestran las últimas tendencias en lo que es decoración, arquitectura, paisajismo e interiorismo. Se trata de una exposición, en donde los participantes tienen a disposición un espacio para ambientar.

¿Cuándo y cómo surge?

Surge en el año 2015, a raíz de todo el impulso que se le dio a la ‘deco’ en estos últimos años y porque veíamos que acá en la ciudad, no se ofrecía nada de este estilo. Entonces invité a Soledad Gómez de Saravia y a Celeste Gómez de Saravia, que tenían una consultora, y les comenté mi idea. Además, yo trabajo junto a Sofía Villanueva, que también se sumó a este proyecto. Así surgió IDEAR. Sus siglas vienen de la palabra interiorismo, decoración y arquitectura.

IDEAR 2da. Ed. - Casa Eclectica
Casa Ecléctica / PH: Marina Villanueva para Oquio Estudio

¿Cómo realizan la convocatoria de expositores?

Primero se invita a los que ya participaron en años anteriores y luego abrimos las puertas a los nuevos, publicando la convocatoria en las redes sociales. Ellos deben presentar un proyecto que nosotras evaluamos y partir del cual sugerimos cosas para utilizar siempre el mismo criterio. Si bien ninguna de nosotras es arquitecta o diseñadora, somos exigentes en el tema de la presentación del proyecto y tenemos un gusto por la decoración bastante estricto. Nos interesa saber qué es lo que se va a ofrecer.

Una vez que recibimos la aceptación de los participantes, hacemos un seguimiento exhaustivo en base a qué es lo que van a presentar, qué materiales van a utilizar, qué objetos, con qué van a trabajar, qué estilo van a implementar… Se trata de estudiar bien todo.

Por otro lado, ofrecemos es un Mercado Deco. Eso es en la parte externa y, a diferencia de los que están en el interior, ellos pueden comercializar los productos. En este caso también tratamos de que no se mezclen; que haya productos diferentes, ya sea textil, cerámica, lámparas. Lo mismo sucede con el Mercado de Sabores, y siempre buscamos que tengan que ver con el estilo de nuestra muestra.

Entonces es eso: convocar al público pensando en que todo el valor agregado que le damos a la exposición, debe estar muy cuidado.

¿Cómo fue la primera expo?

Cuando elegimos la locación dijimos: ‘esto es lo que va a tener que variar’. Es decir, que la propuesta de IDEAR en cuanto al lugar, es que sea nómade.

El primer lugar en donde la hicimos fue el Conservatorio Gilardo Gilardi, que es divino, pero fue muy difícil porque la logística no permitía hacer muchas cosas. Ellos tenían clases hasta el viernes. Armaron un día antes de la exposición y fue locura. Se montaron hasta baños con cerámicos, hicieron un loft. Y se inspiró en la música justamente porque el lugar ameritaba. La gente de allá se ofreció para tocar, así que hubo música en vivo, talleres, actuación. Fue una cosa increíble; pero fue tremendo, sin dormir, estresante. Y eso no lo quisimos repetir más.

La segunda, ya nos empezó a costar. Y cada año se hace muy dificultoso encontrar locación.

IDEAR 2da. Ed. Lila Casa Deco1
PH: Marina Villanueva para Oquio Estudio

¿Por qué?

No hay lugares como queremos y tampoco, que estén sin ocupar y en condiciones de ambientarlos de esta manera.

El segundo año, encontramos una casona en Villa Elisa, la Quinta Dos Teresas, que se había desocupado. Pertenecía a la Caja de Ingenieros y Arquitectos de la Provincia. Y nos dijeron que nos daban la casa si nosotros la reciclabamos un poco, sumado al alquiler. Finalmente arreglamos y estaba bárbaro porque estaba desocupada y tenía como 15 habitaciones.

El lugar de esta nueva edición tiene veintipico habitaciones, con la diferencia de que son espacios más reducidos que la anterior. Mucho más difícil para la creatividad del que expone.

¿Siempre se hace para la misma época?

Sí, siempre se hace en octubre, porque creemos que es una fecha ideal por el tiempo.

¿Y qué pasó este año?

Hay retiros espirituales en esta casa.

Estuvimos desde octubre del año pasado, cuando terminó la anterior exposición, buscando. Y en marzo contratamos esta porque nos gustó. Obviamente hace más frío en agosto, pero vamos a poner unos fogones en el jardín y ese tipo de cosas.

Foto Socias.png
Equipo de IDEAR

¿Qué se viene para esta nueva edición?

Vamos a contar con un sector de ambientadores. Allí invitamos a distintos diseñadores que, bajo una misma temática, ambientan un sector. El año pasado todos se pusieron de acuerdo e hicieron una boda. Este año van a presentar mesas diferentes.

Por otro lado, van a estar los paisajistas. Hay un jardín muy lindo, que es toda una manzana y se aprovecha cada espacio para decorarlo. Va a haber productos/objetos para exterior muy lindos.

En la parte de atrás, van a estar los food trucks (camiones de comida) que son una propuesta gastronómica para el que va a visitarnos y quiere pasar un día diferente. Más allá de comprar, se puede comer y degustar.

También va a haber un lugar en donde se van a hacer talleres de muchas empresas que nos van a estar acompañando. La gente va a poder inscribirse y participar del que le interese.

Además, decidimos invitar a 14 artistas plásticos que nos acompañarán con sus obras en una parte del lugar que dimos en llamar el pasillo de las artes. Así, le damos un valor cultural a la muestra, que es muy importante y ellos agradecen mucho.

Para esta edición recibimos donaciones. Soledad Garriga, nos entregó una cruz para la capilla que la vamos a sortear entre los que visitan la exposición, junto a otros premios que se van a estar entregando durante la tarde.

IDEAR 2da. Ed. - Texturadas
Texturadas / PH: Marina Villanueva para Oquio Estudio

¿Cómo es el predio?

Es una casa de retiros espirituales que perteneció a los franciscanos y data del 1800. Es muy linda la construcción. Se encuentra en Villa Elisa, en la zona donde se alojaron varios ex presidentes, por lo que es normal encontrar edificios de esta naturaleza. Y estas exposiciones están buenas para dar a conocer estas construcciones que muchas personas no saben que existen.

¿Cuándo va a ser el evento?

El 19, 20 y 21 de agosto. No se suspende por lluvia porque no tenemos opciones.

¿Cómo es trabajar, organizar este gran evento y hacer la convocatoria y selección desde profesiones dispares al diseño, a la arquitectura?

Sin dudas esto nos apasiona y lo hacemos desde el sentido común. Una de mis compañeras trabajó en casas de decoración toda su vida, así que desde ese lugar nos ayuda. Además, es excelente en la parte operativa.

Y después estamos permanentemente formándonos con notas, con arquitectos relacionados, con los mismos expositores que nos acompañan. Ellos nos dan un montón de ideas y de cosas para hacer.

Trabajan en conjunto… 

Es un trabajo en equipo. Nosotras siempre decimos que, por más que somos las creadoras, ideadoras; detrás de esto está toda esa gente que nos acompaña y que tiene una energía súper positiva, porque hace tres años que están y siguen estando. Y si en alguna oportunidad no estuvieron presentes, fue por motivos extras a lo que es la exposición. De hecho, en cada expo se agregan nuevos participantes, pero los que estaban siguen y eso es lo positivo.

¿Qué crees que diferencia a IDEAR de otros eventos de este tipo?

No hay eventos de esta índole. Yo también organizo Expo@Diseño y tengo un sector de decoración que exponen y venden. También hicimos una vez Expo Casa en el Jockey Club, donde se generaban espacios virtuales y se ambientaban, pero no eran habitaciones. Eso fue lo más parecido a IDEAR.

Tengo entendido que Casa Foa hizo un año algo más chico, pero después no se repitió. Así que algo similar no se ha hecho, por eso IDEAR ha tenido muy buena repercusión. La gente la espera y la aceptó siempre muy bien.

¿Cuál es el valor de la entrada?

100 pesos. Con esa entrada, nosotros colaboramos con la congregación de padres jóvenes. Ellos quieren mejorar el lugar y aceptaron nuestra propuesta.

IDEAR 2da. Ed. - Majo Barreña Interiorismo
Interiorismo / PH: Marina Villanueva para Oquio Estudio

El proyecto fue declarado de interés cultural por la Municipalidad, ¿cómo fue eso?

En el año 2015 presentamos un proyecto y nos declararon. Con el cambio de gestión seguimos con apoyo. No tenemos un sustento económico, pero sí nos dieron un apoyo importante en lo que es la difusión, folletería y cartelería. Siempre fue así. Antes y ahora.

¿Tienen alguna idea a futuro?

Lo que queremos es hacerlo también a nivel provincial. Ya tuvimos una propuesta de hacerlo, salir de la región, pero si bien tenemos empresas a nivel nacional, necesitamos profesionales que provengan de la Provincia de Buenos Aires.

Con respecto a la locación, en las afueras hay muchos espacios interesantes, pero nos da miedo porque es moverse más kilómetros. El tema de la previa y la logística es muy complicado.

La idea está, porque cuando hay crecimiento a uno lo incita a hacer más cosas.

Ustedes hacen un importante trabajo de difusión de los artistas y profesionales platenses, ¿cómo ves hoy a la cultura platense en general?

Yo soy esposa del ex Secretario de Cultura de la Ciudad, José Cipollone, y acompañando a mi marido, bregué mucho por lo que es la cultura platense porque para mí es muy importante.

La Plata es una ciudad netamente cultural. Está llena de Facultades… Para mí hay que seguir, porque hay mucha gente con talento que está dormida y hay que despertarla.

También sucede que no hay recursos, y no es sólo en lo económico, hablo de distintos tipos. Por ejemplo, nosotras invitamos a artistas que hagan alguna intervención y todo eso suma, a nosotras y a ellos. Hay que descubrirlos, valorarlos y darles la posibilidad. Y hay un montón de cosas que se pueden hacer.

Facebook IDEAR

Instagram IDEAR

Evento IDEAR 3ra Edición en Facebook